Google

C.I.C Afiliados Saluda al Mundo. Mi Historia Personal en Los Negocios Online y Un Post En El Limbo

Hooooola, bienvenido(a) a esta primera entrada del Blog Oficial de C.I.C Afiliados! (Que suenen los redoblantes, que caigan dólares del cielo y salten en bikini los chicos y chicas del pastel!)

Soy Jorge Lizarazo y debo decir que estoy muy emocionado de escribir este post, que no es otra cosa que un nuevo punto de partida para nosotros como fundadores de…esto que pretende ser una COMUNIDAD (UNA MUY GRANDE!!!), porque aclaro que este es un proyecto que gestionamos de forma directa 2 personas.

Sobre esto te hablaremos con más detalle en una próxima oportunidad, claro está que si quieres conocer de forma más precisa qué significa eso de C.I.C Afiliados y qué es lo que pretendemos con este sitio, puedes consultar la página “Quiénes Somos”.

Bueno…para ser franco, hace mucho tiempo que no escribía en un blog sin utilizar un Avatar que protegiera mi identidad (ya sabes…blogs orientados de forma exclusiva a la monetización), así que no puedo ocultar la felicidad (miedo, nervios, ansiedad) que en estos momentos recorre todo el mío ser 🙂

Negocios online

¿Un Post en El Limbo…y Qué Carajos es Eso?

Ok… de seguro el título de esta entrada resulta bastante extraño para ti, así que lo más sensato que puedo hacer en estos momentos es explicar un poco el “por qué” de esta publicación…

¿Acaso perdimos la cabeza por sacar a la luz todo esto, justamente en el momento en que este blog está prácticamente desnudo?

Probablemente sí…pero todo tiene una razón de ser.

Esta entrada tiene por objetivo contarte un poco de mi recorrido personal en los negocios por internet, lo que ha ocurrido desde que conocí este mundillo que me cautivó desde el primer “Googleo” y cómo todo el camino transitado hasta aquí, resultó en este blog que ahora ves tan carente de vestiduras.

Posiblemente esta historia resultará tremendamente similar a la de muchos que ahora se encuentran leyendo estas líneas…y ese es el punto, que a pesar de todas las dificultades por las que estés pasando en estos momentos, a pesar de todas las dudas que te asalten en tu objetivo de empezar o si es tu caso, continuar labrando tu sendero hacia el famosísimo estilo de vida de internet, veas que todo puede resultar tal como lo deseas…o incluso, mucho mejor!

Así Empezó Esta Historia: Sudor, Lágrimas y Negocios Online

Yo solía vivir una vida normal, como la de cualquier otro ser humano promedio que entre sus tantos anhelos mortales esperaba  encontrar algún día un empleo digno y estable, ajustado a sus propias capacidades intelectuales, en el cual fuese posible crecer en todas las esferas de su vida, desarrollarse plenamente como profesional y obtener el reconocimiento que creía merecer, hasta que…

Una mañana cualquiera de abril del año 2010, mientras perdía el tiempo navegando por internet, recibí un mensaje privado en facebook con algo que vendría a romper todo el equilibrio en el que hasta ahora creía vivir.

El remitente era un contacto por quien guardo mucho respeto y en quien podía confiar, así que no vi nada sospechoso o riesgoso en él. (Tiempo después comprendí que realmente se trataba de un bot cuya función es enviar mensajes automáticos en Facebook xD )

Aquel mensaje únicamente contenía un enlace, sin explicaciones, sin palabras introductorias…sin la parafernalia a la que solía estar adecuado.

Mi única posibilidad era cerrar esa ventana y olvidar para siempre aquel episodio, o visitar dicho enlace y saciar la curiosidad que con cada segundo transcurrido, más se apoderaba de mí.

Como ya lo supondrás, la segunda opción fue la elegida…la que me llevaría al momento en el que todo inició.

Al dar clic en el enlace fui dirigido a un sitio web bastante simple, con una plantilla tipo “News”, de aquellas que utilizan los diarios para sus portales online. Su contenido, no era más que un artículo con un título muy peculiar que decía en resumen, algo como lo siguiente:

“Ama de casa colombiana, residente en los Estados Unidos Gana más de 5.000 dólares al mes, desde su hogar, gracias a Google”

Google adsense

Mi reacción fue como la de casi todo mortal que se encuentra con un propuesta similar.

“USD 5000!!! No creo que sea posible…eso ha de ser una estafa”

Por fortuna, mi felino interno fue asesinado por la curiosidad, de tal forma que desde aquel momento emprendí una búsqueda incansable con el propósito de resolver la duda que ahora me estaba carcomiendo: ¿Realmente es posible ganar dinero en internet?

En mi búsqueda me encontré con un abanico absurdo y casi infinito de posibilidades que empecé a probar y desechar a su paso: Las famosas PTC, encuestas remuneradas, ganar dinero viendo correos electrónicos o visitando sitios web y un muy extenso etcétera.

Cuando todo me indicaba que mis prejuicios iniciales eran acertados y que aquellos maravillosos testimonios que conocí en cada sitio web que visitaba, de personas sonrientes que aseguraban vivir una vida plena gracias a internet, no eran más que patrañas, recordé algo!

En aquel anuncio que me había llevado hasta aquí, mencionaban algo que hasta entonces no tuve en cuenta…Sí señores, El mismo sitio que estaba utilizando una y otra vez para satisfacer mis deseos de iniciarme en las artes de los negocios online, era la respuesta.

Aquella ama casa supuestamente generaba tantos verdes al mes gracias a Google!

Con los ojos nuevamente desbordantes de emoción, abrí una vez más el buscador y escribí algo como esto: “Ganar dinero con Google”.

Admito que me sentí algo tonto por desperdiciar tantas y tantas horas, buscando algo que siempre estuvo frente a mis narices. La búsqueda, como es habitual arrojó millones de resultados y el primero de ellos era un anuncio del propio “Mr. G” que me invitaba a monetizar mi sitio web con anuncios de terceros, gracias a un sistema llamado Google AdSense.

Ahí encontré el primer problema…carajo, no tengo un sitio web!

Aun así, seguí investigando y a las pocas horas conocí la famosa historia de “Plenty of Fish”, un sitio propiedad de un sujeto llamado Markus Frind, quien en el año 2006 logró ganar cerca de USD 500.000 gracias a este sistema!

Luego de limpiar tanta baba derramada sobre mi escritorio, me incorporé, froté mis ojos un par de veces y un extenso suspiro me hizo recordar que el problema seguía ahí, esperando por mí…¿cómo diablos podía tener un sitio web si en aquel punto de mi vida prácticamente sólo sabía utilizar Word?

Además de esto había un pequeño agravante. Aún no terminaba la Universidad y por lo tanto, como todo joven estudiante promedio de un país tercermundista, no tenía dinero así que no podría costear los gastos que implica administrar un sitio, y realmente no me sentía capaz de sentar a mis padres en la mesa y decirles: “Ok…los he convocado a esta pequeña reunión porque tengo entre manos un proyecto que me hará millonario…pero necesito xxxx dólares para iniciarlo. Sí, puede ser en efectivo. Muchas gracias por su amable colaboración!”

Definitivamente esa NO era una opción…¿qué hacer entonces?

Un tanto desilusionado busqué la forma de arreglar el problema…la solución momentánea no tardó en hacer su aparición. El fantabuloso Blogger.com!

¡Ohhhhh por Dios! Realmente puedo tener un sitio web sin poner un solo centavo…definitivamente Google está lleno de almas caritativas.

GoogleSuperando poco a poco las barreras que la tecnología me ponía en frente, logré crear mi primer blog, que pronto dejaría de existir y cuyo nombre lamentablemente se ha perdido de mi memoria. El caso es que se trataba de un sitio relacionado con automóviles, porque en mi mega investigación de “novato emocionado que quiere ganar sus primeros USD 1000 en un par de horas”, me enteré que esta era una de las temáticas mejor pagadas por AdSense.

Muajajajaja….dinero, voy por ti!

Nadie me advirtió que este es también un nicho con una de las competencias más bestiales en todo internet.

A mi blog le brindé todo el cariño que solo puede provenir de un padre…publicaba entradas diariamente, cuidando cada aspecto de la redacción; ubiqué los anuncios según las propias directrices y recomendaciones de Google; con el paso de los días fui ajustando pequeños detalles en su diseño, mientras pacientemente pulía mis conocimientos en este nuevo y apasionante terreno online.

Desposité todas mis esperanzas en aquel blog…

Sin embargo, transcurrían las semanas y mi cuenta de Adsense seguía mostrando un despiadado “0,00” que me quitaba el sueño…lo que ocurrió de ahí en adelante me lo reservo.

El punto es que todo se fue al carajo en pocos días por causa de la desesperación, la impaciencia y la imprudencia. Ya te habrás hecho una idea de lo que sucedió.

Nuevamente me encontraba donde inicié…(sólo que ahora sabía crear blogs mediocres y visualmente horribles en Blogger…qué bien)

La búsqueda inició de nuevo, ahora con los ánimos sumidos en el fango.

En el camino seguía encontrando montones de oportunidades en los negocios online; algunas sacadas de las peores historias de ficción y otras algo más realistas.

Pocos días pasaron y ya me encontraba creando mi primera cuenta en Clickbank, con el alma en total disposición para encarar un nuevo reto…uno que no ha mermado desde aquel abril y por el cual estás leyendo esto ahora.

Mi entrada en Clickbank literalmente me abrió una enorme ventana que me permitió conocer todo un mundo nuevo que se extendía incluso mucho más allá de los terrenos del marketing de afiliados, o de Google AdSense…y desde aquel momento supe (y lo digo sin el más mínimo titubeo) que aquí reposaba mi pasión hasta ahora dormida.

Como dato curioso, aún recuerdo que mi primera venta como afiliado ocurrió al mes siguiente…en Mayo de 2010, en realidad fueron dos, ¡el mismo día!

Si ya has tenido la oportunidad de vivir esa experiencia, sabrás que explicar aquello con palabras es casi imposible. Si aún no lo vives, déjame decirte que puedes estar mucho más cerca de lograrlo de lo que crees y nuestro objetivo es ayudarte a que eso suceda!

Bueno…para no hacer el cuento más extenso (ya se ha prolongado demasiado) expliquemos el asuntico aquel del post en el limbo; luego de tanta palabrería el punto no ha sido clarificado.

Por allá a mediados de 2011 decidí crear un blog orientado a los negocios online, pero lastimosamente el proyecto nunca llegó a ver completamente la luz, sencillamente porque no segmenté muy bien la audiencia a la cual me dirigía así que como otros tantos proyectos, luego de algún tiempo sencillamente dejó de existir, aunque debo reconocer que gracias a él tuve la oportunidad de conocer a personas realmente maravillosas y hacer parte de toda una comunidad de emprendedores hispanos con quienes actualmente tengo una muy buena relación y de quienes he aprendido montones.

Transcurría el mes de septiembre de 2012 y con las ideas mucho más claras que varios meses atrás, creí que era el momento perfecto para iniciar un nuevo proyecto destinado a apoyar a todo aquel que deseara iniciarse en los negocios por internet…ahora mi objetivo se dibujaba con absoluta nitidez, así que rápidamente fui a namecheap y adquirí el dominio cicafiliados.com.

A los pocos días, con la plantilla lista y los plugins instalados me dispuse a redactar la primera entrada de aquel sitio, cuyo título sería “C.I.C Afiliados Saluda al Mundo”. Luego de unas 20 líneas guardé el borrador de dicho artículo.

Desde entonces, 2 años pasaron sin que este post tuviese intervención alguna…quedó relegado totalmente en el olvidó, hasta el día de hoy. Y hasta aquí la explicación 😉

Finalmente…¿Qué Significan Las Siglas C.I.C?

Realmente no hubo mucho trabajo de marketing detrás de la creación de este “nombre”. Inicialmente (en 2012) pensábamos en algo como “Centro Internacional de Capacitación…” pero eso suena terriblemente aburrido, así que luego de un tiempo desechamos aquella denominación.

Por lo anterior, la respuesta a este interrogante es un penoso “No Sé”…aunque hay una ventaja en esto: “C.I.C Afiliados” puede significar lo que tú desees, lo que tú esperas que sea.

Así es…no tengo una clara idea de lo que es este engendro que acabamos de crear. Lo cierto es que Somos C.I.C Afiliados, y esto…apenas empieza!

——

De todo corazón, te agradezco por leer este post tan tremendamente extenso (te prometo que los demás no lo serán tanto) y espero contar con tu compañía en esta nueva aventura!

Si te gustó esta entrada y te agrada nuestra iniciativa te invito a compartir este mensaje en las redes sociales. Puedes hacerlo con los botones que ves más abajo…ya sabes cómo funciona esto.

Deja un comentario